LOS FUNDAMENTOS EN EL FÚTBOL SALA

No me equivoco si digo que todos los entrenadores, cuando empezamos, hacemos cosas mal, y sin embargo no somos conscientes de ello hasta que nos vamos formando, nos vamos interesando por este mundo del entrenamiento y nuestra mente va razonando y evolucionando. De hecho, aún con el tiempo nos seguimos equivocando, pero tan solo con el error se logra el aprendizaje. Nadie nace sabiendo y todos debemos fallar antes de realizar con éxito cualquier función de nuestra vida.

Es por ello que el tema de hoy me quiero centrar en este apartado, el de los Fundamentos en el fútbol sala. ¿Por qué? Porque creo que es un tema que debemos profundizar cuanto antes. Lo habremos oído en multitud de ocasiones y sin embargo es posible que no sepamos darle una definición más o menos concreta, y como ocurre en este mundo nuestro, no existe tampoco una terminología más o menos concisa y común a todo el mundo. Aun así, me gustaría aportar la mía propia, obtenida de fuentes muy variadas entre las que se pueden destacar grandes entrenadores de este deporte como pueden ser Adri Martiño o Fede Vidal, y que se ajusta un poco a lo que todos entendemos por ello. Por lo tanto, creo que una buena definición de “FUNDAMENTOS” podría ser “conjunto de movimientos, posicionamientos y acciones que se realizan de forma individual o colectiva, en función de la intención u objetivo”.

Como todas las definiciones se entienden mejor con ejemplos, os voy a aportar alguno para poder entenderlo un poco mejor:

• MANEJO DE BALÓN CON AMBAS PIERNAS. Lo que comúnmente llamamos lateralidad.
• ORIENTACIÓN CORPORAL.
• DESPLAZAMIENTOS EN TRAYECTORIA

¿Y por qué hablo hoy de este asunto? Muy sencillo. Todos hemos cometido el error al empezar, de querer enseñar a los jugadores (en la base me refiero) sistemas de juego, jugadas ensayadas y multitud de situaciones de juego para las que aún los jugadores no están preparados. Y se siguen viendo equipos de categorías benjamín o alevín, intentado hacer una jugada de córner cuando ni siquiera el jugador sabe o intenta usar las dos piernas por poner un ejemplo.

Por eso, creo que lo principal cuando empezamos a entrenar, es enseñar fundamentos antes que sistemas. Adjunto una ilustración que pude ver en el libro de Adri Martiño “El fútbol sala desde los fundamentos, el juego de uno”, libro totalmente recomendable y que abrirá la mente a todos, principiantes y más avanzados.

Una vez entendamos bien la importancia de los fundamentos, podremos trabajar el juego de 1. Dominado el juego de 1, podremos pasar de forma satisfactoria al juego de 2, de ahí al juego de 3, y finalmente a los sistemas. Porque, al fin y al cabo, de lo que se trata en la base es de formar, de que el jugador sea inteligente, de evitar que lleguen a edades avanzadas y no usen la pierna no dominante por citar algunas de las carencias que aún se ven.

A largo plazo, es más beneficioso formar jugadores completos, que no ganar títulos para enriquecer el CV de cada uno de nosotros, porque como dice el refrán «Con fuerte viento, cae al suelo la torre de mal cimiento».

Agustín Martín
Entrenador Integra2 Navalmoral FS 
División de Honor Juvenil Gr. IV