FIN AL AÑO 2019 Y FIN DE CAMPEONATO DE ESPAÑA DE TERRITORIALES. ¡GRACIAS!

Un año más llega el fin de la temporada de selecciones territoriales. Cerca de dos meses y medio y casi tres mil kilómetros los recorridos para un Campeonato que dura tan solo dos días. Más de 12 sesiones de entrenamiento con chicas, en mi caso, de categoría Sub16, en los que observar a todas y cada una de ellas y elegir, lo más profesionalmente posible, a las 12 que representen a la Federación Extremeña ante el resto de territoriales. Fueron 12 en concreto, pero pudieron ser otras diferentes. Es muy difícil tener que dejar fuera a chicas que han puesto toda su ilusión en poder vivir esta experiencia tan bonita y enriquecedora, pero no puede ser de otra manera. Nos hubiese gustado desde luego que todas las que han mostrado su interés pudieran vivir, aunque fuese tan solo unos instantes, la experiencia de ser durante dos días auténticas jugadoras profesionales de fútbol sala. Un hotel de concentración, una indumentaria que te distingue entre el resto de selecciones, una rutina enfocada directamente a obtener el mejor rendimiento posible, un autobús que te recoge en la puerta del hotel y te lleva directamente al pabellón, charlas, dinámicas de grupo, momentos de relax… En fin, algo que si no se vive no se puede explicar.

Deportivamente intentamos siempre conseguir los mejores resultados posibles. Unas veces se logra, y otras no, unas veces puedes ser más persona y premiar a todas con minutos, y otras veces el desarrollo de la competición no te deja.

Las chicas se llevan una experiencia nueva, salir de casa, vivir el deporte desde otro punto de vista, hacen amigas, incluso de regiones de la otra punta de España, con las que mantienen el contacto durante años. Y nosotros, los entrenadores también ganamos mucho. Quizá nuestro caso particular, deportivamente no podemos decir que ganemos mucho, puesto que pasar a una fase final es muy complicado. Pero cada vez estamos más cerca.

En lo que sí ganamos, y mucho, es en el aspecto personal. Conocemos nuevas jugadoras, que pasan a ser parte de nuestra inmensa familia deportiva, porque se establecen vínculos muy estrechos después de tanto tiempo intentado enseñarlas lo bonito del fútbol sala. Ganamos en formación, porque de todas y cada una de ellas aprendemos mucho. Volvemos a ser jóvenes, ya que su vitalidad y su energía se contagia. Nos ilusionamos cada vez más, puesto que sus caras de felicidad ante una experiencia nueva nos invitan a querer incorporar cada año nuevas jugadoras. Nos hacen ser más profesionales, puesto que nos exigen cada vez más y crecemos como entrenadores. Buscamos nuevos métodos de enseñanza, nuevas metodologías, nuevas tareas…

Por todo esto, particularmente este año he ganado de todas y cada una de las jugadoras que han formado la expedición Sub16, y por ello voy a dedicar unas palabras a cada una de ellas porque de todas me llevo algo para la próxima temporada.

De la porterita, María Valsera, llegó casi de rebote y se ha convertido por méritos propios en la referencia del futuro bajo palos. Con tu pasión, llegarás donde quieras. Nueva llegó esta temporada Nadia, una todoterreno que no se achanta ante nadie, tan solo necesitas un poco de confianza para crecer. Lidia, tras tu inocencia se esconde una jugadora que puede ser muy importante, tienes energía y garra para dar y regalar. En Daniela hemos encontrado la jugadora eléctrica que necesita este deporte, comprometida 100% con el equipo, seguro que serás muy importante en el futuro. Sonia, quizá te falta aún confianza, te hemos visto a ratos muy nerviosa, y a ratos un proyecto de jugadoraza, cree en ti y sigue trabajando. A Lucía no la voy a descubrir yo. El año pasado llegaste casi a última hora y fuiste muy importante, este año has sido vital, competidora nata y que seguirás dando alegrías a nuestra selección. Con Vera hemos descubierto en ese pequeño cuerpo de personita, a una auténtica jugadora de fútbol sala. Tienes todo lo que se necesita para este deporte, inteligencia, desparpajo, ganas…En unos años, con la progresión que llevas, serás muy importante, recuerda que has sido la más pequeña de nuestro grupo, y posiblemente, de todas las que han asistido en todos los partidos a nivel nacional, quédate con eso. Natalia, jugadora con la garra de la gente del Valle del Jerte, competitiva, luchadora, con muchas ganas de aprender… Tu esfuerzo cada domingo ha valido la pena, has sido muy importante en este equipo. Carmen, también tú has llegado a última hora. Pero bendita hora. Jugadora de raza, carácter, amor propio, apasionada, luchadora… Te estrenas este año y con gol, que nos valió para ganar el primer partido. Irene, este año tenías en tu posición jugadoras con mucha experiencia y tablas en campeonatos, con características muy diferentes a las tuyas. Pero tienes algo que no abunda en Extremadura, pivots de fútbol sala, y tu puedes ser la próxima. Que tus ganas de repetir sigan porque aún eres joven y tengo muy claro que serás clave en el futuro. La parte alocada del vestuario nuevamente ha sido Candela. Toda bondad en ella, muy trabajadora, comprometida 200% con el equipo, este año la ha tocado sacrificarse por la compañera con la que comparte posición, pero recuerda que fuiste clave en nuestra mejor clasificación de la historia, y eso no te lo quita nadie. Andaluza y representando a Extremadura, no hay mayor definición de compromiso, todos los entrenadores quisiéramos tener una jugadora así en la plantilla. Para el final voy a dejar a la capitana este año, Nuria. A pesar de tu edad, éste es tu tercer campeonato. En Burela fuiste muy importante, a pesar de la juventud, el año pasado en El Ejido clave, y este año indispensable. No hay quien te pare, tu techo personal y deportivo tan solo te lo puedes poner tu. Tan solo hay que ver como, a pesar del cansancio, seguías y seguías y seguías peleando por tu equipo, te caías y te volvías a levantar, te faltaban las fuerzas y las sacabas de donde no existen… Ante eso tan solo hay que quitarse el sombrero.

Y por supuesto toda la expedición, aporta muchísimo a mi crecimiento personal. Me vuelvo a llevar otra forma de ver el fútbol sala de mi compañero Isko, apasionado de este deporte, cercano, comprometido, dispuesto a trabajar en cualquier condición con tal de seguir creciendo. De Ana y Natalia ya os lo he dicho, me aportáis vuestro punto de vista como mujeres para entender mejor a las jugadoras, una en su condición de jugadora en activo y otra como delegada me aportáis mucho más de lo que pensáis. Abel, este año te hemos “cedido” el testigo de las mayores, y por supuesto, el trabajo ha sido impecable. Otro apasionado del que aprender dentro y fuera de la pista, dispuesto a colaborar, a permitir aportar en su grupo, un lujo para cualquier equipo. Nuestros fisios este año, Raquel y Jose, auténticos profesionales que nos han mantenido sanas a las jugadoras, claves para la recuperación de ellas, a Carlos por su impecable e impagable trabajo con las porteras, a José Luís, por sus consejos, su ayuda siempre que se ha pedido, su aporte en cada momento, a Pablo, por confiar en mi esta temporada, a Boni, por llevarnos a los partidos como auténticos deportistas profesionales, a Paquito, a pesar de todo la caña que te damos, desde luego que sin ti no es lo mismo. Si hay risas y buen rollo tu tienes parte de “culpa”, eso sí, eres un “puto desastre” jajaja. Gracias a Cristian por llevar de nuevo a nuestras chicas al ciberespacio para que todo el mundo desde sus casas pudiese ver jugar a Extremadura, a Javi, por poner en marcha todo este “tinglao” del streaming, a Víctor, Juan Carlos, Tojeiro, Bobi, Sergio…en fin, toda la cúpula federativa que sigue confiando en nuestro trabajo y nos transmite la seguridad y tranquilidad que necesitamos para seguir creciendo. Este año también hay que agradecer a toda la afición que ha asistido a los partidos, ha sido espectacular. Ver un pabellón con tanta gente animando a chicas de tan corta edad, es un lujazo, así es mucho más fácil competir, y para ellas un sueño. Gracias también a los padres por los agradecimientos y las bonitas palabras hacia nosotros por permitir a sus hijas disfrutar de este Campeonato. Sin duda somos nosotros quienes os estamos agradecidos.

Y por supuesto, gracias a mi club, el Integra2 Navalmoral FS, que me da el soporte para poder escribir este ladrillo y me ha permitido crecer como entrenador, y que sin su confianza yo no estaría en este mundo deportivo.

¡¡Feliz año nuevo, y nos vemos en las pistas!!

¡¡1,2,1,2,3, EXTREMEÑAS, OÉ!!