La terminología en el fútbol sala

Al igual que cuando estamos de viaje en el extranjero y queremos comunicarnos debemos conocer el idioma, en el fútbol sala, si queremos expresarnos y queremos entender lo que nos están diciendo, es necesario conocer el lenguaje específico de este deporte. Y a pesar que aún a día de hoy no existe una unificación en esta terminología, somos los propios involucrados en el deporte los que tenemos que empezar a ponernos de acuerdo y unificar términos.

Hoy, como comienzo, vamos a repasar tan solo 4 conceptos defensivos, muy básicos pero que no todo el mundo puede que conozca. Vamos a ello:

Lo primero que me gustaría destacar, es la diferencia entre un equipo en posesión del balón (equipo atacante) y otro sin la posesión del balón (equipo defensor). Esta diferenciación, no quiere decir que el equipo defensor espere en posiciones retrasadas esperando al fallo del rival para comenzar el ataque. Se puede, y creo que se debe, defender atacando al rival, es decir, intentando recuperar la pelota lo más lejos posible de la portería propia, buscando y provocando el error del rival, no esperándolo. Defensa activa, agresiva y desde el momento en que he perdido la posesión, querer recuperarla robándole la iniciativa atacante al contrario.

REPLIEGUE: Son los movimientos de retroceso que realizan los jugadores de un equipo que perdió la posesión del balón en su acción ofensiva, volviendo lo más rápidamente posible a las posiciones defensivas, con el objetivo de organizar nuevamente la defensa y evitar el éxito de la acción ofensiva rival.

COBERTURA: es una acción técnico-táctica entre dos compañeros, en el cual uno está en disposición de ayudar al otro que puede ser desbordado por un rival.

FLOTAR: es la acción técnico-táctica defensiva que consiste en estar situado de forma que puedas dar respuesta a dos o más situaciones ofensivas del equipo rival. Para ello es fundamental ubicarse correctamente, para atender a tu par y al resto de atacantes.

SALTO AL IMPAR: es la acción técnico-táctica defensiva que consiste en abandonar a tu par para defender a otro oponente. Se puede dar en las situaciones de defensa en flotación, cuando el 2º atacante recibe el balón y yo estoy en disposición de abandonar mi par para sorprenderlo y poder recuperar la posesión. Es una acción sorpresiva que necesita ciertos requisitos para ser llevada con éxito. (En la imagen anterior, si el atacante 3 recibe el balón, el defensor abandona a su oponente directo para ir al nuevo poseedor del balón) Es una acción arriesgada si no existe coordinación entre todos los miembros del equipo, ya que puede provocar desajustes defensivos de importancia en determinadas zonas de la pista.

Agustín Martín
Entrenador Integra2 Navalmoral FS 
División de Honor Juvenil Gr. IV